– Contrato mensual: Pago mensual de una cuota con derecho  a asistencia técnica sin facturación por trabajo realizado (solo piezas).

– Sin Contrato: Sin altas, sin cuotas. El cliente avisa cuando lo necesita y se factura al finalizar el trabajo.

– Asesoramiento informático.

– Optimización y limpieza de equipos informáticos.